Proyecto Ópera 2020: Lakmé

Carmen y Don José, Elisabeta y Don Carlos, Isolda y Tristán, Cio-Cio San y Pinkerton, Rusalka y el Príncipe, Salud y Paco, Mélisande y Pelleas Maddalena y Chenier… La lista es interminable. Todas estas parejas tienen en común el trágico final de su historia de amor. El repertorio operístico está plagado de amores imposibles por causa del distinto origen de los protagonistas.

Lo mismo les sucede a Lakmé y Gérald. Ella es una sacerdotisa hindú al servicio del dios Brahma; él un oficial británico en la India colonial.

Su amor está condenado de antemano por sus diferencias sociales, culturales, religiosas y raciales. Las tensiones provocadas por estas diferencias impulsan a Lakmé al suicidio mordiendo una flor envenenada. Sin embargo antes de la muerte se produce una reconciliación y un emplazamiento a consumar el amor más allá de la muerte de la misma manera que sucede en Don Carlos, Tristan o Andrea Chenier.

Son amores tan grandes que no querríamos verlos debilitados por la aburrida rutina del día a día; ¿podría alguien imaginarse la vida familiar de Carmen y Don José; o las discusiones entre Isolda y Tristán por ver quién saca la basura?

Forman parte del arquetipo del deseo de lo inalcanzable, de lo imposible, de lo que solo se puede consumar después de la muerte cuando no existe el tiempo.

No es una casualidad que este año 2020 pongamos en escena Lakmé. Como es ampliamente conocido celebramos este año el centenario del nacimiento de Miguel Delibes.

El abuelo paterno de nuestro escritor era sobrino del compositor de Lakmé, Léo Delibes. Es interesante pensar que un nombre tan familiar para nosotros, al que estamos tan acostumbrados y que nos suena tan castellano es absolutamente francés.

El abuelo Frédéric vino a España a trabajar como carpintero en la construcción del ferrocarril en Cantabria a finales del s. XIX. Posteriormente y ya casado se trasladaría a Valladolid donde establecería una carpintería en la Acera de Recoletos. Una de sus obras más brillantes fue la reforma del escenario del recientemente inaugurado Teatro Calderón.

Con esta producción nos sumamos a los numerosos actos del centenario de Delibes desde un ángulo menos habitual y aprovechamos para poner en escena una obra de una belleza extraordinaria. Lakmé no es una ópera muy representada, sin embargo la riqueza melódica y colorista de la partitura y la fuerza rítmica de los conjuntos y del ballet conforman un espectáculo muy completo y de disfrute seguro para todos los públicos.

Venta de entradas

Funciones
Domingo 1 de marzo a las 19.00 h.
Miércoles 4 de marzo a las 20.30 h.
Viernes 6 de marzo a las 20.30 h.
Domingo 8 de marzo a las 19.00 h.
 
Venta de entradas

Días 1, 6 y 8 de marzo
Taquilla: 15 €
Online: 15 € + gastos de distribución
Día 4 de marzo
Taquilla: 10 €
Online: 10 € + gastos de distribución

Puntos de Venta
  • Centro Buendía
    C/ Juan Mambrilla, 14, 2ª planta – lunes a viernes de 10 h a 14 h.
  • Palacio de Santa Cruz
    Sala San Ambrosio – martes a sábado de 11 a 14 h. y de 16:30 a 19:30 h. Domingo de 11 h a 14 h.
  • Taquillas del Auditorio de la Feria de Valladolid
    Desde 1h antes de cada representación siempre que no se hayan agotado en la venta anticipada
  • Por internet: www.eventbrite.es